Este blog presenta, a manera de trabajo final, las reflexiones y aprendizaje personales derivados del curso otoño 2008 "HUMANIZACIÓN EN CONVIVENCIA", bajo el auspicio de Graciela Aguilar Chacón, del Área de Reflexión Universitaria de la Universidad Iberoamericana Puebla.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

CONCLUSIÓN, PERO NO EL FINAL.

Es así como demuestro que estoy convencido que, más allá de la mera contemplación del vivir y el actuar de los demás, es posible encontrar cuando menos un valor de la enseñanza que la convivencia con los otros nos ofrece y más aún, es necesario aprehenderlos si es que se pretende avanzar en ese proceso de humanización. Porque es en el proceso de vida de y con los que nos rodean donde nos vamos haciendo más o menos humanos.

En este proceso de análisis y reflexión he resaltado la caridad, la generosidad, el servicio y la conciliación como cualidades nacidas del amor por los demás; que cobran sentido cuando se convierten en amor para los demás. La tenacidad como elemento del espíritu que no se quiebra, que nos mantiene en la lucha, en el camino, que sostiene nuestra visión en lo que tiene sentido para nosotros a pesar de lo adverso. También he resaltado los ideales humanos de justicia y libertad y la importancia de, por un lado respetarlos y por otro trabajar por alcanzarlos. Pero digo que no es el final ya que la oportunidad de encontrar y aprehender más rasgos humanizantes es tan infinita como infinitas son las opciones para acercarnos a los personajes y las realidades a nuestro alrededor y construir el proceso de humanización en convivencia.